+54 (03544) 426446

info@tecnoriegovalley.com.ar

El Riego y los recursos hidricos

 
0_dsc00084-jpg.JPG
09
may
2013

Las crecientes demandas de alimentos movilizada por el crecimiento de la poblacion mundial , plantea nuevos desafios en el uso del agua para la produccion...

En las próximas tres décadas se espera que la producción agrícola se duplique, originando con ello un drástico aumento de la demanda de agua. Actualmente el riego demanda aproximadamente el 70 % del total del agua utilizada en el Mundo. En este sentido, para que las futuras generaciones puedan tener acceso a los recursos adecuados, debemos entonces actuar ahora para mejorar el uso del agua en la agricultura, especialmente en las regiones áridas del Mundo.

Sed inteligentes

La clave para resolver este complejo dilema está en un acercamiento multifacético. Los problemas del agua deben manejarse dentro de un esquema que abarque responsabilidades ambientales, económicas y sociales. Por ello es importante adoptar tecnologías “inteligentes” de riego que incentiven el uso efectivo del agua, evitando las pérdidas y asegurando la uniformidad del riego.

El riego inteligente requiere de un minucioso diseño de los equipos, una cuidadosa selección de los métodos, un mantenimiento regular y una evaluación del funcionamiento de los mismos, tanto en el laboratorio como en el campo.

Las normas internacionales de los equipos de riego desarrolladas por el Subcomité 18, Sistemas y equipos para riego y drenaje, del Comité Técnico 23 de la ISO, juegan un papel vital en la consecución de estas metas, monitoreando los materiales, el funcionamiento de los equipos, los métodos de prueba y describiendo su funcionamiento y la interpretación de la información obtenida. A la fecha, el SC18/CT23 ha elaborado más de 30 normas sobre equipos de riego incluyendo otros elementos del mismo, cubriendo así una gama muy amplia de temas específicos sobre sistemas de riego.

Un asunto de definición

Las definiciones son fundamentales en la elaboración de normas. En el Grupo de Trabajo (GT) 1 del Subcomité se desarrolla un documento interno de trabajo, el cual es actualizado anualmente para incluir nuevas definiciones como parte del programa de trabajo del Subcomité a medida que se desarrollan nuevas tecnologías.

El documento interno de definiciones es un recurso importante para los jefes de proyecto de normas, pues les ayuda a reducir el tiempo de elaboración de normas y promueve la uniformidad de las definiciones de las normas de riego agrícola. Por otro lado, puede también ser utilizado por otras organizaciones involucradas en el riego agrícola, tales como la Comisión Internacional de Riego y Drenaje (ICID, por sus siglas en inglés).

Las necesidades de los países desarrollados

Es importante también entender las necesidades de los países desarrollados de hacer las pruebas de los componentes del riego agrícola, con el objeto de corroborar el cumplimiento de las especificaciones declaradas por los fabricantes. La intención del Reporte Técnico ISO/TR 15155:2005, Infraestructura de prueba para los equipos de riego agrícola, es la de que estos países puedan probar los componentes sin tener que hacer las inversiones requeridas para disponer de un laboratorio nacional de pruebas acreditado.

Este Reporte Técnico proporciona la información necesaria para complementar los procedimientos detallados, incluidos en las normas, para probar los componentes de los sistemas de riego agrícola, específicamente goteros, rociadores, aspersores y válvulas.

Actualmente se está trabajando en una nueva parte de este Reporte, la cual proporcionará información sobre el diseño y operación de la infraestructura física, incluyendo información con respecto al mantenimiento del equipo y de sus instrumentos, la recepción de los componentes a ser probados y el reporte sobre los resultados obtenidos.

Evitando el desperdicio y la contaminación

En muchos países el uso del agua para la agricultura está sujeta a menores restricciones que el agua potable, pero aún así es importante realizar una evaluación oficial de acuerdo con las regulaciones metrológicas del país en cuestión. La norma ISO 7714:2008, Válvulas volumétricas – Requisitos generales y métodos de prueba, es de un dispositivo que mide con precisión la cantidad exacta del agua requerida para el riego de una área y que automáticamente se cierra después de abastecer la cantidad adecuada.

Esta norma resalta la tendencia hacia el uso más eficiente de un recurso limitado a nivel mundial como lo es el agua, y proporciona significativos ahorros en la cantidad de agua requerida para obtener una cosecha óptima.

El uso de agroquímicos, la aplicación de fertilizantes, enriquecedores del suelo y otros productos solubles en agua por medio de un sistema de riego, es algo comúnmente utilizado como parte del riego rutinario. Así, el agua de riego transporta los agroquímicos al campo y los distribuye uniformemente en las plantas. Sin embargo, un indeseable efecto colateral de esta práctica es que cuando la bomba del pozo se apaga, el agua con los agroquímicos puede retrotraerse al pozo y contaminar las aguas subterráneas. Una válvula de este tipo detiene la retroalimentación del agua con los agroquímicos diluidos en ella.

No olvidéis el filtro

La importancia del filtrado es internacionalmente aceptada y siempre recalcada por diseñadores, fabricantes y agricultores.

Cambios en los sistemas presurizados ha llevado a nuevos requerimientos para un filtrado más fino. Esta tendencia ha aumentado con el uso de aguas residuales tratadas y la cada vez mayor reducción en el tamaño de los agujeros para el paso del agua en los dispositivos de distribución (por ejemplo, goteros y rociadores) para regar con cantidades limitadas de agua.

Los filtros utilizados en la agricultura difieren de aquellos utilizados para aplicaciones de agua potable, puesto que en este caso se trata sólo de eliminar parte de los sólidos en suspensión del agua de riego. Además, con el objeto de ahorrar agua y energía en el filtrado, los filtros utilizados en la agricultura dejan pasar partículas mayores que las indicadas por el grado de filtrado declarado por el fabricante, lo que conduce al taponamiento de los equipos.

La serie de tres normas internacionales ISO 9912 publicadas en 1994 estipula requisitos para filtros tipo cedazo. Actualmente el desarrollo de normas de filtros tipo membrana e hidrociclones está en curso.

Por otro lado, es de la mayor importancia el desarrollo de un filtrado de precisión. Cuando el grado de filtrado es menor que el diseñado, casi es seguro que se tape el dispositivo dosificador del agua, originándose excesos o reducciones de agua y aún fallas en el sistema entero. Debido a esto, varios países en desarrollo han reemplazado los sistemas de riego presurizado por sistemas de riego por gravedad para mejorar la producción agrícola y ahorrar agua.

Inversamente, cuando el grado de filtrado es mayor que el grado de diseño, se origina una pérdida de presión en el ciclo de filtrado, lo que requiere un aumento de la presión en el sistema para evitar la caída de presión en los dosificadores de agua.

Por todas esta razones es necesario disponer de una norma que no sólo evalúe la calidad y durabilidad del producto, sino también el grado de filtrado declarado por el fabricante. Nuestro Subcomité ha desarrollado un método para evaluar los grados de filtrado del filtro, el cual ha sido probado en campo con buenos resultados. Actualmente se tiene en preparación un primer reporte de trabajo sobre la determinación del grado de filtrado con este método.

Nueva clasificación de rociadores

La normalización internacional está sujeta a revisiones periódicas para asegurarse de que se está al día en lo que se refiere a la evolución tecnológica, a nuevos materiales y protocolos y a nuevos requisitos de seguridad y de calidad. Por esta razón se ha realizado la revisión de la norma ISO 8026:1995, Rociadores – Requisitos generales y métodos de prueba.

Esta revisión empieza con la selección de los diferentes tipos de rociadores disponibles en el mercado, desarrollándose una nueva clasificación de los mismos y probándolos de acuerdo con las normas publicadas para determinar la uniformidad de rociado, seguida por otra prueba de acuerdo a los nuevos protocolos utilizados en aspersores. Con este método se ha desarrollado un sistema completo de clasificación de rociadores, de acuerdo con varios parámetros, incluyendo el de la uniformidad y las características del rociado y la regulación del gasto tenido.

Asperjeando el mundo – una cuestión de tipo

Un sistema de riego por goteo ofrece varias ventajas ambientales, incluyendo:
· Mayor eficiencia en el uso del agua, menor percolación del agua, menor evaporación:
· Menor uso de energía lo que proporciona una mejor calidad y mayor cantidad de cosechas.

Además de los requisitos funcionales y mecánicos, la norma ISO 9261:2004, Goteros y cintas de goteo – Especificaciones y métodos de prueba, especifica la información que debe ser suministrada por el fabricante para la instalación y operación en campo.

Por otro lado, la norma ISO 11545:2001, Pivotes centrales y frentes de riego con aspersores y rociadores – Determinación de la uniformidad de la distribución de agua, especifica un método de campo para medir y determinar la uniformidad de la distribución del agua en campo. Proporciona un procedimiento y los lineamientos para determinar la conformidad con los requisitos de funcionalidad de todas las instancias, esto es, los agricultores, los vendedores, los programas de financiamiento gubernamentales que promocionan las prácticas y gestiones de un mejor uso del agua, los consultores y las diferentes agencias de soporte que apoyan la mejora de la eficiencia de riego y la consecuente necesidad de una uniforme aplicación del agua.

El riego por gravedad por su misma naturaleza no requiere de mucho equipo. Puesto que la gestión del riego por gravedad depende del proceso más que de equipos, las prácticas de este tipo de riego, a menudo requiere de lineamientos o recomendaciones más que de normas.

Una norma ISO relevante es esta área es la ISO 16149:2006, Tubería de PVC de riego superficial de baja presión – Especificaciones y métodos de prueba.1 Por otro lado, los equipos de medición del agua están siendo extensamente discutidos en el Subcomité y actualmente se tienen dos temas de normas bajo desarrollo: medidores para tubería cerrada de sistemas de riego y medidores para sistemas de canales abiertos.

Un papel vital

Vistos los pronósticos de requisitos de productos de y para el agua en décadas futuras, se requiere un ingente trabajo para mantener el uso sustentable del agua. Las normas internacionales para materiales, equipos, métodos de prueba y los reportes de funcionamiento e interpretación de la información de los equipos de riego desarrollados por el SC18/CT23 de la ISO, juegan un papel vital al proporcionar soluciones para este problema.

 
TECNORIEGO Valley
Juan Jose Paso 380 (5870)
Villa Dolores, Córdoba

Tel.: +54 (03544) 426446
Tel.: +54 (03544) 632687

Fax.: +54 (03544) 426446

2017 ® Todos los derechos reservados.